¿Por qué el fuego se vuelve azul?

5/5 - (1 voto)

Las llamas y el fuego a menudo se describen con el término «incandescente». Sin embargo, si alguna vez encendió un fuego o cocinó en una estufa de gas, es posible que haya notado que no todos los fuegos son realmente rojos. ¿Te has preguntado alguna vez por qué?

El fuego se vuelve azul cuando hace más calor. Un incendio ocurre cuando una fuente de combustible se combina con oxígeno y se expone a suficiente calor para encenderse. Las llamas azules contienen más oxígeno y gases como el oxígeno se queman a temperaturas más altas que otros combustibles como la madera.

Este artículo discutirá varios temas relacionados con este tema, incluido qué es realmente el fuego, cómo se inician y continúan ardiendo los incendios, y por qué las llamas son de diferentes colores. También explicaré cómo hacer fuego de forma segura para que puedas ver el proceso y comprobar los colores por ti mismo.

¿Por qué el fuego se vuelve azul?

Los incendios arden debido a una reacción química entre el oxígeno y una fuente de combustible. El color del fuego cambia dependiendo de qué tan caliente esté ardiendo el fuego. Las llamas azules aparecen cuando el fuego se calienta.

Pero, ¿qué es realmente un fuego y cómo arde lo suficientemente caliente como para volverse azul?

¿Qué es realmente un incendio de todos modos?

El fuego es causado por un proceso químico conocido como combustión. La combustión ocurre cuando el oxígeno y una fuente de combustible reaccionan juntos para liberar gases al aire. Estos gases son humo de maquillaje. Si luego se introduce una fuente de calor en la reacción, se encenderá un fuego.

Una llama es el resultado visible de esta combustión. Al examinar una llama, puede ver los diferentes colores del fuego, que van desde el azul hasta el rojo y el naranja. ¿Qué causa esta variación de color?

¿Por qué un fuego cambia de color?

Los colores del fuego son visibles debido a un proceso científico llamado radiación de cuerpo negro. La explicación simple de este proceso es que un objeto caliente también emitirá luz. Esa luz es lo que vemos como color cuando miramos la llama.

Cuanto más caliente se vuelve el fuego, mayor es la frecuencia de la luz liberada. La luz roja tiene una frecuencia más baja, por lo que es visible cuando el fuego está “más frío”, mientras que la luz azul tiene una frecuencia más alta y es visible cuando el fuego se calienta.

La llama azul se produce cuando el fuego arde por completo. Cuando esto sucede, hay tanto oxígeno presente que todo el otro combustible se agota. El oxígeno y otros gases se queman más que el combustible, como la madera o el papel, lo que da como resultado un color azul intenso.

Cuando la llama no está tan caliente, el combustible no se consume por completo y hay partículas de hollín. Estas partículas de hollín emiten una luz que normalmente es visible en naranja o rojo.

Otra razón por la que el fuego puede volverse azul

Si bien el color del fuego suele estar relacionado con la temperatura, también existe otra posible explicación. Algunos compuestos químicos emiten un color azul cuando se queman. La presencia de estos en un incendio también puede hacer que las llamas se vuelvan azules mientras arden. Los compuestos que contienen cobre, por ejemplo, emiten llamas azules cuando se queman.

Cómo iniciar un incendio

Para encenderse correctamente, un fuego requiere tres cosas:

  • Material inflamable. Este es cualquier material que se incendie fácilmente. El papel, el cartón y la madera son buenos ejemplos.
  • Oxígeno. El aire contiene un 21% de oxígeno, suficiente para alimentar un incendio.
  • una fuente de calor. El oxígeno y el combustible reaccionan juntos, pero necesitan una fuente de calor para iniciar un fuego real.

Lo que mantiene el fuego ardiendo

Por lo general, la fuente de calor inicial que enciende el fuego es temporal. Por ejemplo, se utiliza un fósforo o un encendedor.

Para que el fuego siga ardiendo, debe convertirse en su propia fuente de calor. A medida que el combustible se quema, emite luz y calor. La luz, como he comentado, es lo que da a las llamas su color visible. Usamos el calor para cocinar nuestros alimentos o calentarnos las manos, pero también el fuego para mantener la reacción de combustión.

El fuego produce su propio calor, pero recuerda que también se necesita combustible y oxígeno. Para seguir ardiendo, el fuego necesita más combustible y un flujo de oxígeno. La eliminación de cualquiera de los tres elementos hará que el fuego se apague.

Aquí hay un video que explica qué es el fuego y cómo se quema:

(47) ¿Qué es el fuego? – Youtube

Construyendo tu propio fuego

Ahora que sabe cómo se inicia un incendio y por qué cambia de color, es posible que desee verlo por sí mismo. Para hacer tu propia hoguera, necesitarás:

  • un lugar seguro. En el interior, una chimenea o estufa de leña, por ejemplo. Al aire libre, sobre una fogata o fogata, como esta, disponible en Amazon.
  • Tinder. Eso es papel o cualquier otra cosa que se encienda fácilmente.
  • fósforos o encendedor
  • palos. Son ramitas, hojas secas o pequeños trozos de madera.
  • Piezas más grandes de madera seca.

Precios tomados de la API de publicidad de productos de Amazon en:

Los precios y la disponibilidad de los productos son exactos a la fecha/hora mostrada y están sujetos a cambios. Cualquier información sobre precios y disponibilidad que se muestre en el [relevant Amazon Site(s), as applicable] en el momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.

Cómo iniciar tu propio fuego

  1. Reúna sus materiales.
  2. Organizar la leña, encender y encender.
  3. Enciende tu fuego.
  4. Continúe alimentando el fuego con piezas de madera más grandes según sea necesario.

consejos de seguridad contra incendios

Dondequiera que esté construyendo su fuego, es importante recordar siempre que el fuego puede ser peligroso. Siga estos consejos que le ayudarán a disfrutar de su fuego de forma segura.

Elige un lugar seguro

Ya sea que esté haciendo una fogata en su patio trasero o acampando, es importante que elija la ubicación correcta para la fogata.

Si hay disponible una hoguera o un anillo de fuego, úselo siempre. Si no, pregunte cuáles son las reglas sobre dónde se permiten los incendios y qué tan grandes pueden ser. Asegúrese de que cualquier objeto inflamable, como árboles, arbustos, tiendas de campaña u otros equipos, esté al menos a 4,5 metros del fuego.

Tener agua disponible

Siempre asegúrese de tener acceso a suficiente agua para apagar el fuego. Ya sea que se trate de una manguera en su patio trasero o de un balde lleno en un viaje de campamento, tener agua cerca es esencial.

Consulta las condiciones meteorológicas

Sea consciente de las condiciones meteorológicas antes de iniciar un incendio. Si está demasiado seco y ventoso, un incendio puede salirse de control fácilmente. Muchos lugares prohibirán los incendios en condiciones como esta.

no uses aceleradores

Nunca use aceleradores, como gasolina, para ayudar a iniciar un incendio. Estas sustancias son altamente inflamables y pueden ser muy peligrosas.

apaga tu fuego

Nunca deje su fuego desatendido. Cuando hayas terminado con el fuego, apágalo por completo. Remójalo en agua hasta que los restos estén fríos al tacto. Las brasas que aún están calientes pueden incendiarse nuevamente si se levanta el viento, así que asegúrese de que el fuego esté completamente apagado.

Pensamientos finales

A pesar de la práctica común de llamar al fuego «al rojo vivo», un fuego que se vuelve azul en realidad es más caliente que un fuego rojo. Debido al proceso de radiación del cuerpo negro, el color del fuego está determinado por su temperatura.

La cantidad de oxígeno disponible para un incendio es el factor clave para determinar qué tan caliente arderá. Los altos niveles de oxígeno dan como resultado un fuego más caliente, lo que hace que las llamas sean de color azul.

Si tiene cuidado y puede encontrar el lugar adecuado, construir su propia hoguera puede ser una actividad agradable. Sin mencionar que ahora puede responder si alguien pregunta por qué algunas de las llamas son azules.

Puedes leer más artículos a continuación:

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar