¿Por qué los calentadores portátiles derriten las salidas?

5/5 - (1 voto)

Nada causa más pánico que un tomacorriente quemado, especialmente cuando se trata de un calentador. Esto significa que la protección del circuito interno ha fallado y hay un incendio en la casa sobre la mesa. No puede permitirse el lujo de ignorar esto.

Los calentadores de espacio pueden derretir los puntos de venta porque requieren mucha energía para funcionar. Y algunos sistemas eléctricos no están diseñados para manejar electrodomésticos que consumen mucha energía. Es por eso que los enchufes se derriten cuando enciendes el calentador durante mucho tiempo.

Esta publicación profundiza en por qué sus tomacorrientes (también conocidos como receptáculos) se derriten cuando se conectan a un calentador de espacio. Cubre todo, desde la anatomía del encaje hasta el reemplazo del encaje.

¿Por qué el calentador de ambiente derritió su salida?

En términos generales, la resistencia es la principal causa de calentamiento en los circuitos eléctricos. Y generalmente es el resultado de una toma de corriente defectuosa o sobrecargada. Si ocurre cualquiera de estas dos cosas, el disyuntor debe cortar el suministro de energía a todos los tomacorrientes. Sin embargo, estos protectores de circuito no son a prueba de balas. Pueden fallar, provocando un incendio en la casa.

Una persona práctica puede reemplazar un tomacorriente defectuoso en cinco minutos o menos. De hecho, hay muchos videos en línea que muestran todo lo que necesita saber sobre este simple intercambio. Pero puedes quedarte conmigo y te mostraré cómo intercambiar enchufes como un profesional.

Exploremos algunas de las causas comunes de un flujo de salida derretido.

Factor #1: Cableado Viejo y Desgastado

Como el sistema eléctrico vive entre las paredes, es difícil saber cuándo se desgastan las cosas. Las roturas permiten que la energía que fluye libremente se dispare desde el punto de rotura más cercano a otra parte expuesta del cable. Como resultado, la corriente de escape crea un arco que calienta el material circundante. Puede resolver este problema haciendo que un electricista reemplace los cables deshilachados.

Además, los receptáculos viejos pueden tener partes metálicas corroídas en su interior. Esto significa que el área de contacto es más pequeña que el tamaño recomendado, lo que puede aumentar significativamente la fuerza. Si no se controlan, estas fuerzas opuestas generan más calor. Aquí es cuando notará marcas de quemaduras o humo en la parte frontal del receptáculo.

Arreglar esto es fácil, reemplace todos los enchufes de la casa por otros más nuevos. Puede costar mucho, especialmente cuando se trata de un gran proyecto, pero vale la pena el tiempo, el dinero y el esfuerzo.

Factor #2: Mal contacto entre el enchufe y la salida del calentador

Este problema es probablemente el problema más común con las salidas derretidas y es similar al problema de un cable deshilachado. El espacio entre el enchufe y los conectores de salida crea una descarga de arco, calentando el material inflamable circundante. Esta situación puede escalar a una salida derretida o incluso a un incendio. Para corregir esto, reemplace el enchufe del calentador y haga que un electricista inspeccione el enchufe.

Factor #3: Sobrecargar un tomacorriente

A la gente le gusta usar varios dispositivos al mismo tiempo. Por ejemplo, podría tener la tentación de usar su secador de pelo en el mismo tomacorriente que su calentador. Esta conexión puede parecer conveniente para los no iniciados, pero pesa mucho sobre el sistema eléctrico.

Si el disyuntor no corta la energía en este punto, es posible que note algo de humo y se derrita en el tomacorriente sobrecargado. Incluso puede encontrar otros enchufes eléctricos calientes en toda la casa porque todos viven en la misma línea.

Para evitar esto, asegúrese de usar el calefactor en un receptáculo exclusivo. Esto le da a la salida algo de espacio para respirar, haciéndola capaz de manejar una carga pesada. También puede usar un nivel de potencia más bajo en el calefactor para reducir la cantidad de corriente que extrae de la pared.

¿Es seguro usar una salida derretida?

La respuesta corta es un no rotundo. Cualquier circuito con tomacorrientes o dispositivos dañados debe desenergizarse para evitar daños mayores.

Por lo general, todos los puntos de venta están en la misma línea cálida y neutra que se extiende por toda la casa. Este diseño simplifica la instalación de enchufes al tenerlos en un circuito. Pero esto no siempre es bueno. Esto también significa que el accesorio defectuoso se alineará con el resto de los puntos de venta. Incluso si no carga el enchufe quemado, los receptáculos aguas abajo seguirán pasando a través de él. Así se incendian miles de viviendas cada año.

A veces, los puntos de venta no están sentados en una fila. Esto hace que la configuración sea un poco más segura que la anterior, pero aún así no es una buena razón para usar un enchufe quemado. Reemplazarlo no cuesta nada en comparación con lidiar con un incendio en una casa.

Cómo reemplazar los enchufes viejos usted mismo

El aficionado al bricolaje promedio puede reemplazar fácilmente los puntos de venta en minutos. Solo necesita una herramienta y una comprensión básica de cómo funciona un circuito eléctrico. Aquí está todo lo que necesitas saber:

La anatomía de una salida

Cada conector viene con una calificación de amplificador grabada en su cara frontal. Este número debe coincidir con el cable de su calentador. Al hacer esto, se asegura de que la configuración manejará cualquier cosa que le arroje.

También debe saber que los tomacorrientes vienen en varios estilos de clavijas de conexión. Eso significa que debe verificar los pines antes de ordenar una toma de corriente. Cualquier error aquí resultará en más retrasos.

Con eso fuera del camino, es hora de comenzar a romper.

Paso 1: apague la electricidad en la caja de interruptores

El primer paso para reparar cualquier circuito eléctrico es desconectar la fuente de alimentación. Algunos electricistas le dirán que simplemente apague el disyuntor del receptáculo, pero es mejor si apaga todo. Esto es especialmente importante si está trabajando en una casa antigua. Tienden a tener cables deshilachados que representan una amenaza de electrificación.

Paso 2: Retire la toma de corriente defectuosa

Afloje los tornillos visibles para quitar la tapa del receptáculo con un destornillador.

Paso 3: separe los cables del tomacorriente antiguo

Después de quitar el tomacorriente quemado de la pared, desatornilla los tornillos que sujetan los cables en su lugar. Pero no intente quitar todo el tornillo. Solo desea suficiente espacio para liberar los cables.

Paso 4: conecte a tierra el nuevo tomacorriente

En este punto, está listo para comenzar la instalación. Conecte el cable desnudo de cobre (o verde) al tornillo de tierra y la carcasa. Esto debería eliminar el riesgo de descarga eléctrica.

Paso 5: conecte sus cables al nuevo receptáculo

El cable negro va a latón y el cable blanco va a plata. Notará que el zócalo viene con dos tornillos de latón y dos tornillos plateados en ambos extremos. No importa cuál elijas. Simplemente elija uno y conecte los cables de forma segura.

Paso 6: Los toques finales

Envuelva todo el tomacorriente con cinta aislante para evitar la polarización. Este aislamiento evita que la corriente eléctrica llegue a la caja metálica. Sin embargo, no todos los electricistas sienten que este paso es necesario.

Luego atornille el enchufe en la caja y coloque la tapa en su lugar para completar el trabajo. Luego encienda la electricidad para probar.

Conclusiones

Los calentadores de espacio pueden derretir las rejillas de ventilación por tres razones principales:

  • Cableado viejo y desgastado
  • Mal contacto entre el enchufe del calentador y el tomacorriente de pared
  • Sobrecarga

Usar un tomacorriente quemado es como conducir una motocicleta sin frenos. Las cosas pueden ir mal en un caso, y un incendio en la casa es una posibilidad. La forma más inteligente de lidiar con este problema sería reemplazar la toma de corriente lo antes posible. Solo necesita traer un receptáculo nuevo, un destornillador, esta guía y tomar 10 minutos para completar este sencillo proyecto de bricolaje.

Artículos relacionados:

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar